STAKE

"Si hay un concepto clave y a la vez desconocido en el mundo de las apuestas, ese es el stake.

Aprende con nosotros qué es y a cómo usarlo correctamente en el siguiente artículo."

¿Qué es el stake?


El Stake, es el grado de confianza que se tiene en el acierto de una determinada apuesta. Es subjetivo, pero aplicado de la manera adecuada resulta esencial. 


Hay diferentes maneras de manejarlo, explicaré la manera habitual que es de 1 a 10 y luego me centraré en cómo yo lo hago personalmente: Se valora en una escala de 1 a 10, de forma que un stake 1 supone una confianza remota de que algo suceda, mientras que un stake 10 supondría que estamos absolutamente seguros de que se va a dar esa apuesta. 


¿Cómo se aplica el stake? 


Veamos ahora como aplicarlo a nuestro bank: Nuestro bank se debe dividir en 100 unidades, de manera que cada unidad corresponda a un 1% del mismo. Un stake 1 por ejemplo, corresponde a una unidad. Lo que significa, que deberemos apostar un 1% de nuestro bank a esa apuesta. 


STAKE 1 = 1 UD = 1% DEL BANK 


STAKE 2 = 2% 


STAKE 3 = 3%


 . 




STAKE 10 = 10% 


Yo personalmente, me muevo entre 0.5 y 2, siendo stake 0.5 la confianza mínima y stake 2 la confianza máxima de que algo suceda. Dependiendo de tu manera de apostar, tienes que encontrar la forma de usarlo que mejor se adapte a ti. En mi caso, soy un apostador conservador, cuido mucho el bank y para mi un stake 1 no sería una confianza baja en una apuesta, sino un stake medio. 


¿Cómo asignar correctamente el stake? 


Si sigues a un tipster, deberás seguir a rajatabla el stake que él asigne a las apuestas. Has depositado tu confianza en él y si es así, es porque piensas que haciendo las cosas según su método, conseguirás rentabilidad a largo plazo. Por lo tanto, respeta la cantidad que le asigna a cada apuesta. 


Ahora bien, si quieres usar el stake para tus apuestas personales, te explicaré a continuación como hacerlo de una manera correcta y sencilla para principiantes: Dividiremos las apuestas en tres niveles de confianza: baja, media y alta. 


  •  Stake bajo: Lo asignaremos a apuestas arriesgadas. Suele usarse para apuestas de cuota alta (selecciones de no favorito habitualmente) 


  •  Stake medio: Aquí deberían englobarse la mayoría de nuestras apuestas. Sucesos que hemos estudiado bien y que creemos que tienen muchas opciones de darse


  • Stake alto: Es el nivel más alto de confianza. Lo usaremos para apuestas que deberían darse, salvo que se produjeran multitud de situaciones adversas. Se reserva para las apuestas de las que estemos más seguros. 


Bajo mi experiencia, es recomendable que la media de nuestros stakes durante el mes, sea lo más cercana posible a nuestro stake medio. Esto suele ser síntoma de que seleccionas con buen criterio tus stakes. 


Existen más conceptos importantes, que se deben conocer a la perfección para poder sacarle el máximo rendimiento a nuestro bank. Uno de ellos es el Yield, desconocido para muchas personas, esta herramienta mide lo rentables que somos como apostadores. Hablaremos de este término en el artículo de la próxima semana.